El Patronato de Turismo inicia las visitas guiadas a la villa romana de Barenys

Usted está aquí: Inicio / Prensa / Notas de prensa / El Patronato de Turismo inicia las visitas guiadas a la villa romana de Barenys
Tres veces la semana se han programado unos circuitos para conocer la historia del yacimiento

El Patronato de Turismo de Salou ha iniciado esta semana la temporada de visitas a la villa romana de Barenys hasta el 30 de septiembre. Cada lunes, miércoles y sábado una guía turística profesional acercará la historia de este yacimiento romano el cual forma parte del pasado más desconocido de Salou.
Los horarios establecidos para que los visitantes lo conozcan será de las 18h a las 20h. Los idiomas de la visita se han programado en castellano, catalán, inglés y francés y también existe material adicional en ruso y alemán. Se trata de una iniciativa que ha tenido muy buena acogida en anteriores ocasiones que quiere poner en valor el patrimonio histórico y cultural de Salou.

La Villa Romana de Barenys está siendo objeto de promoción turística y cultural; así, se ha incluido el espacio dentro de los itinerarios de visita de monumentos y lugares destacados del municipio 'Un paseo por Salou', además de haber sido promocionado también como atractivo turístico durante la Semana Santa y también a través de Imserso.
Las visitas-que contarán en todo momento con una guía y paneles explicativos- tienen un carácter gratuito y no es necesario pedir cita previa en el Patronato de Turismo.

Hay que recordar que el parque arqueológico de la ciudad romana de Barenys está formado por los restos de un yacimiento de época romana, correspondientes a un edificio destinado a la producción de cerámica que se pone en funcionamiento entre el siglo I aC y Y d.C. En este momento, los romanos llegados a Tarraco construyen numerosas villas para explotar los recursos de la zona.

El conjunto arqueológico de Barenys estaba destinado a la fabricación de materiales de construcción y de ánforas para la exportación de vino tarraconense. Consta de un horno para cocer cerámica que conserva completamente la cámara de fuego y, a su lado, hay restos de un gran espacio con columnas que correspondería a los talleres donde los alfareros trabajarían las piezas de barro. Aunque los restos conservados son muy reducidas, también se considera la existencia de una prensa para producir vino, gracias al hallazgo de unos contrapesos que sugieren que se trataría de una prensa de palanca. Se han conservado también varios restos de ánforas y otros contenedores que servirían para almacenar el vino procedente de viñas plantadas en las proximidades.

×